23 ene. 2011

Edinburgh: The Royal Mile

Esta calle de la Old Town, de una milla de longitud, comienza en el Castillo de Edimburgo en el termina palacio de Holyroodhouse (de ahí su nombre) y se divide en cuatro tramos:

Castlehill 
Lawnmarket 
High Street 
Canongate




Castlehill: Comienza tras las explanada del castillo, cuesta abajo, y reune varias atracciones turísticas como...
  • Witches Wall: esta diminuta fuente se encuentra en la misma plaza del castillo y conmemora a las mujeres que fueron quemadas en esa misma plaza acusadas de ser brujas. Es tan pequeña que pasa desapercibida.
  • Scotch Whisky Heritage Centre, donde se puede ver cómo se elabora el whisky. Este museo, además, consta de un restaurante donde sirven platos escoceses tradicionales. Recomendaría visitarlo en caso de que se viaje a Escocia sólo para visitar Edimburgo. Sin embargo, si se pretende viajar por el resto de Escocia, es mejor visitar alguna de sus destilerías de whisky. 
  • Camera Obscura: un curioso dispositivo que emplea lentes y espejos para reflejar una imagen en movimiento de la ciudad sobre una gran pantalla. Está situada en un edificio antiguo y original. Funciona desde 1853 y se puede subir hasta la torre vigía donde se observa una fantástica panorámica de la ciudad. Yo no lo visité, porque hay que pagar y en realidad es mucho mejor pasar el tiempo viendo la ciudad en vivo y en directo.
  • Higland Tolbooth Kirk: esta iglesia se ha remodelado y es ahora la sede de The Hub, punto de información y venta de entradas para el festival de Edimburgo, además de cafetería-restaurante.
  • Tiendas de Souvenirs: la oferta es amplia en toda la Old Town, pero más en esta parte de la ciudad por su proximidad al castillo. Importantes todas aquellas que vendan artículos de cashmere, de mucha fama en escocia. Entre todas las cosas típicas que podéis comprar, yo recomiendo la joyería celta, en caso de querer hacer un regalo a una mujer, y los famosos Kilts o faldas escocesas, si el regalo es para un hombre. Podéis encontrar piezas de plata desde 6 libras (en los puestos ambulantes) y Kilts desde 19 libras (no de cashmere, claro).
Lawnmarket: Se le llama así porque es donde se encontraba el mercado textil (hasta el siglo XVIII). En este tramo, el más elegante de la Royal Mile, vivían algunos de los ciudadanos más importantes de Edimburgo, como Thomas Gladstone. 
  • Se puede visitar su vivienda, Gladstone's Land, y ver los muy bien conservados muebles de los siglos XVII y XVIII.
  • Al este tenemos el Writer's Museum, edificio de 1622 que guarda manuscritos de Walter Scott y Robert Burns entre otros.

High Street: El tramo más largo y en el que encontramos más cosas para ver y hacer. Además de esta parte salen las calles más importantes para llegar al corazón de la Old Town (de las que ya hablaré otro día).
  • Catedral de St Giles: Es una iglesia protestante, sin nada especial para ver, pero la entrada es gratuita y la iglesia tiene mucha historia. 
  • El corazón de Midlothian: Está dibujado en el suelo marcando la ubicación de lo que fue el Tolbooth: que en el pasado fue lugar de reunión del parlamento, ayuntamiento, tribunal de justicia, prisión... Es tradición escupir sobre el. Algunos dicen que hay que escupir en el para volver a Edinburgh, otros que es para tener suerte, otros dicen que es un símbolo de protesta por haber sido lugar de todo lo mencionado anteriormente. Yo por si acaso escupí...jeje
  • Mercat Cross y Loch Ness discovery centre: Lo primero una cruz donde los mercaderes sellaban sus tratos, lo segundo una tontería turística...no lo recomiendo visitar, para saber algo del Loch Ness, merece la pena ir hasta el Loch Ness.
  • Edificio City Chambers: Precioso si, pero para quien quiera vivir en Edinburgh es una pesadilla, ya que hay que entrar (repetidas veces) por una de sus puertas para solicitar ayudas, pagar impuestos y todo tipo de gestión que se hagan en las oficinas municipales. Es donde te envían para todo el tema de la "Council Tax". 
  • Real Mary King Close: En mi opinión una de las mejores atracciones turísticas de la ciudad. Para quien no lo sepa, Edimburgo tiene una ciudad subterránea. Dicen que fue tapada debido a que en los bajos fondos había mucha gente muriendo de peste, y de esa forma evitaron que la enfermedad se propagara por la ciudad, pero dejaron a la gente atrapada allí abajo. De todas formas es solo una teoría que yo pongo en duda. Pues bien, si queréis ver parte de esa ciudad subterránea os recomiendo esta atracción. Está muy bien conservada, el paseo es muy divertido ya que tus guías son fantasmas y disponen de audioguías para quien no se las arregle muy bien con el inglés. Además, puede que veáis a un fantasma de verdad...
...Ya que paseando por las salas subterráneas de Edinburgh vimos algo que no debería estar ahí: ¡juguetes! 
Pertenecen a Annie, el fantasma más famoso de Edimburgo.
Hace unos años una medium japonesa contactó aquí con un ser atormentado: el espíritu de una niña que fue abandonada por su madre en 1644, cuando la peste llegó a la ciudad, y que deseaba volver a casa para reunirse con su familia. La niña le contó que tanto ella como su familia había muerto a causa de la peste y creo que le dijo que no podía encontrar su muñeca. Por ese motivo la medium le trajo una muñeca y dijo que mientras el juguete estuviera allí el fantasma no volvería a disturbar el lugar. Por si acaso, cientos de visitantes le traen cada día muñecas y todo tipo de juguetes a Annie, para que no se sienta sola.
  • Museum of childhood: museo gratuito de juguetes antiguos. Muy bonito e interesante. En la tienda podéis encontrar regalitos originales y muy monos!
  • John Knox House: La casa más antigua de Edimburgo. Construida más o menos en 1490. Se puede visitar para conocer más sobre John Knox, líder de la reforma protestante de Escocia. Hay que pagar entrada.
  • The Waverley: este pub de dos pisos era el lugar de encuentro con mis amigos de Edinburgh. Su decoración es especial y siempre había gente muy curiosa tomando alguna pinta. La cerveza negra de este sitio (no conseguí aprenderme el nombre) está realmente deliciosa!
Canongate: último tramo de la Royal Mile, cuesta abajo, hasta el palacio de Holyrood. Toma su nombre de los monjes (canons) de la abadía de Holyrood. En esta parte no hay grandes cosas que ver, pero yo tengo muy buenos recuerdos de este tramo ya que siempre tenía que pasar por el para ir a mi casa. De todas formas podéis visitar:
  • Canongate Tolbooth y el People's Story museum
  • Museum of Edinburgh
  • Canongate Kirk: una pequeña iglesia con cementerio donde están enterrados varios personajes famosos de la ciudad, entre ellos Robert Fergusson, Poeta que murió a las 24 años de edad, y Agnes McLehose (la Clarinda de los poemas de Burns) dos personas muy importantes en la vida del poeta Robert Burns.
  • Clarinda's Tea Room: Salón de te de estilo clásico. Siempre me llamó la atención su estética y su bollería casera ¡¡¡Muy recomendable!!! Si queréis más información sobre Clarinda podéis pinchar aquí. Me ha parecido muy interesante.
Así terminamos en el Palacio de Holyrood, pero de eso ya hablaré otro día...que la entrada me ha quedado muy larga. ¡Gracias a los que hayáis llegado hasta aquí sin dormiros! Otro día, más cositas de Edinburgh...

See U!

10 comentarios:

  1. Muchisiimas gracias por el premio!!!!Si es que esta semana estuve muy liada y no he podido comentarte antes :(((
    Asi que eres farmaceutica, me gustan ese tipo de premios porque siempre aprendes algo más de las blogueras ;) felicidades por los 8 años con tu chico!!!!!
    Un besin!!

    ResponderEliminar
  2. que bonito!!! nunca e estado en edimburgo! pero parece precioso!
    un beso M

    ResponderEliminar
  3. Edinburgo es precioso, quiero pasarme protno..
    Gracias por tu comentario! Ya puedes pasarte a ver el outfit de Lanvin para H&M en mi ultimo post:)
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la entrada, que de cosas curiosas. Apunto Edimburgo a mi lista de viajes ;)
    Besitos de parte de M&G!!

    ResponderEliminar
  5. Pues pues... hay una tienda que se llama Atienza en Barón de Cárcer y hay otras también por la zona, justo en frente hay otra, que tienen telas. Son las tiendas más antiguas de Valencia, también tienes Jorge Juan, que hay una en Nuevo centro y otra muy cerquita de Atienza. Es cuestión de ir mirándolas hasta encontrar lo que busca.

    Mucha suerte, ya me contarás si cumplisteis el objetivo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No he estado nunca en Edimburgo, pero me has puesto los dientes largos con tanta foto chula! Así que tendré que apuntarlo a mi lista de destinos pendientes.
    Besos,
    http://myfashiondreamworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Es una pasada de ciudad... me encantan las fotos. Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Pues las entradas las dan en la plaza de la moda. En ruinas, la parada de metro de colón, allí encontraras las entradas para los desfiles, es gratis.

    ResponderEliminar
  9. Pero que ganas tengo de viajar... llegue de Kenia y Seychelles hace nada y tengo la maleta preparada para salir de nuevo nada más pueda!!!

    Apunto tu consejo y, sin duda, mi speddy LV será personalizado. :)

    Gracias!!!

    BESOS

    ***ANDREA***

    www.sencillamenteideal.blogspot.com

    ResponderEliminar