16 feb. 2011

Edinburgh: The Old Town

La ciudad vieja de Edimburgo es un laberinto de casas organizadas en calles, estrechas callejas (closes) y callejones (wynds). Pocos son los turistas que se animan a penetrar en lo más profundo de la Old town, yendo más allá de la Royal Mile, y es una pena, ya que merece la pena perderse por sus calles y respirar el aire romántico que desprende esta parte de la ciudad.


Hasta la construcción de la New Town, en el siglo XVIII (no es muy Nueva la New Town...) todo el mundo vivía en la ciudad vieja. Como una parte de la ciudad estaba amurallada y la otra limitaba con el North Loch (lo que ahora es Princes Street Gardens), la ciudad solo podía crecer a lo alto. Se construyeron casas de hasta 6 plantas (enormes para la época) y en ellas vivían, codo con codo, los ricos, en los pisos centrales altos, para alejarse de las sucias calles, y los pobres, en bajos y buhardillas rodeados de ratas, basura y peste. 

Qué ver en la Old Town:

Os recomiendo que la recorráis por completo, ya que hay mucho que ver y en cada esquina te puedes encontrar con algo especial. Pero os voy a recomendar una serie de lugares de obligada visita.

Victoria Street: mi calle favorita de Edinburgh. Es semicircular y cuesta abajo desde George IV Bridge, o cuesta arriba si estás en Grassmarket. Esta calle es todo color y está llena de pequeñas tiendas y restaurantes con mucho encanto. Os recomiendo visitar la Christmas Shop (abierta todo el año) y que comáis en el Maison Bleue, un restaurante que ofrece comida francesa, norte africana y escocesa tradicional. También, si os apetece salir de noche e ir a una discoteca, en esta calle tenéis una de las entradas a Espionage, la única discoteca que visité en la ciudad, ya que soy más de Pubs...


Además, esta calle tiene dos alturas, ya que, si lo podéis apreciar en la foto, tiene como una terraza sobre los comercios inferiores. En ese trozo de calle hay más tiendas para visitar.

Grassmarket: antiguamente aquí se localizaba el mercado de ganado y era donde se celebraban las ejecuciones públicas. En el extremo este de la plaza (nada más bajar por Victoria St) podéis ver un monumento que recuerda el antiguo emplazamiento de la horca. No es raro ver grupos de turistas en ese punto escuchando atentamente a sus guías hablar sobre Burke y Hare, los dos asesinos más famosos de Edinburgh. 

Y es que en en esta plaza hubo antiguamente un callejón desde donde actuaban estos dos asesinos. Fueron en su inicio asaltadores de tumbas que vendías los cuerpos a la ciencia para ganar algo de dinero. Hasta que descubrieron una forma más rápida de conseguir el dinero. Atraían a sus víctimas hasta su pensión, las asfixiaban y vendían sus cuerpos a un médico de la Facultad de Medicina. Se sabe que mataron al menos a 18 personas (la mayoría indigentes) hasta que Hare testificó contra Burke que fue ahorcado y su cuerpo fue donado a la escuela de Anatomía (ironía escocesa) y su piel sirvió para encuadernar un libro que está expuesto en el Surgeons Hall Musseum...(¡qué gore!). Al médico que compraba los cuerpos le retiraron la licencia y Hare murió mendigando por las calles tiempo después. 


Desde esta colorida plaza podréis disfrutar de la vista del castillo por su parte de atrás y tomaros algo en cualquiera de sus pubs. Yo os recomiendo The Last Drop tanto para tomaros una pinta como para comer el menú del día. El nombre, The last Drop, significa "el último trago", dicen que los ahorcados se tomaban ahí su última copa, antes de ser ejecutados. No se si será verdad, pero dentro de este histórico pub tiene una horquita para continuar con la gracia. 


Cowgate: esta larga calle, así llamada porque era por donde llevaban y traían al ganado desde Grassmarket hasta las colinas del Arthur´s seat, es ahora centro de la vida nocturna. Es donde se ubica la discoteca Espionage entre otras. Si queréis visitar Edinburgh en plan con amigos y saliendo por las noches, os recomiendo alojaros en el Hostel Budget backpackers que se encuentra en esta misma calle. 


Greyfriars Kirk: Esta capilla está rodeada por, en mi opinión, uno de los cementerios más bonitos y el más interesante de Edimburgo. Se puede llegar al cementerio desde Grassmarket, subiendo por Candlemaker Row, la calle de al lado de Cowgate. Recuerdo que había una tienda de antiguedades y un restaurante japonés con muy buena pinta. También se puede acceder desde George IV Bridge. 


Este cementerio tiene importancia histórica ya que los Covenanter (integrantes de un movimiento religioso nacido del presbiterianismo) comenzaron en la capilla Kirk y en 1679 unos 1200 de sus integrantes fueron encarcelados en la parroquia a la espera de juicio, se le conoce como la prisión de los Covenanters (muchos fueron ahorcados en Grassmarket). 

Sin embargo, el cementerio es especialmente conocido por sus historias de fantasmas (si hacéis algún tour fantasmal seguro que os traen a este cementerio) y por Bobby, el perro más famoso de Edimburgo. 

Fantasmas: El cementerio es famoso por sus historias de fantasmas. Sobre todo el fantasma del abogado George Mackenzie, el sanguinario ("the bloody"), enterrado en el cementerio en 1691. Se dice que este espíritu ha causado muchos moretones y cortes a visitantes del museo. Mucha gente dice haber sentido extrañas sensaciones al pasear por el cementerio. De echo, un grupo de turistas americanos sufrieron heridas y golpes en una de las secciones de este cementerio (ahora está cerrada). A muchos les da miedo, pero no es mi caso, ya que me encantó este lugar. Los cementerios en Edimburgo son, en mi opinión, parques con encanto. Perfectamente puedes ir a pasear por ellos o sentarte y descansar.  


En este cementerio veréis que muchas lápidas están marcadas con una calavera. Creo que significa que la persona enterrada murió por la peste. Además, muchas de las parcelas están rodeadas por muros de piedra y puertas de hierro (los mortuorios) para evitar que los asaltadores de tumbas se llevaran a los cuerpos para venderlos a la universidad de medicina.

Greyfriars Bobby: y si he hablado de la parte más siniestra del cementerio, decir que también tiene su parte tierna. Este perro, llamado Bobby, veló por la tumba de su dueño, oficial de policía, durante casi 14 años (no se movió del cementerio hasta que murió) y se hizo tan famoso que hasta Disney le dedicó una película (yo no la he visto). Su tumba se encuentra en este cementerio. Pero no fue enterrado donde se indica, si no en una parcela verde al lado de uno de los muros. De todas formas, visitar su falsa lápida es muy bonito, ya que está llena de juguetes y palos que traen los turistas para el perrito.


Además, tiene una pequeña estatua en la calle, fuera del cementerio, justo en frente del pub que lleva su nombre (otro pub tradicional escocés que recomiendo para tomar una pinta o comer).


Justo al otro lado del cementerio se encuentra la escuela George Heriot School. El edificio es impresionante y se dice que J. K. Rowling se inspiró en esta escuela para los libros de Harry Potter. A mi me impresión verla desde el cementerio, me pareció sacada de un cuento. 

George IV Bridge: Fue un puente en el pasado, y aunque ahora solo podemos ver un arco (el de Cowgate) fueron nueve. Ahora es una de las principales calles de la Old Town. Tendréis que pasar por aquí en algún momento así que os recomiendo que no perdáis detalle de las tiendas, pubs y cafeterías de esta calle. 

Os recomiendo, la cafetería The Elephant House (conocida porque fue aquí donde nació Harry Potter, ya que Rowling se sentaba y escribía durante horas en una de sus mesas del comedor). Esta cafetería es muy importante si decidís ir a vivir a Edinburgh, ya que consta de ordenadores con conexión a internet para buscar piso, tablones de anuncios para pisos o trabajos y reuniones de grupos para más de lo mismo. La comida no es especialmente buena, pero merece la pena tomarse un café y una tostada en su encantador comedor. Lo de los elefantes no se a qué viene, pero los hay por todas partes.


En esta misma calle, haciendo esquina con Chambers Street, nos encontramos con el National Museum of Scotland el museo más importante de la ciudad. Está dividido en dos edificios, uno victoriano (Royal Museum) y otro más moderno (Museum of Scotland). Narra la historia de escocia desde sus inicios hasta hoy en día y la entada es gratuita. 

En esta calle también encontraréis la National Library of Scotland y la Central Library...no son de interés turístico, y si continuáis calle abajo llegaréis a la zona universitaria. Merece la pena pasearse por ahí admirando los edificios de la Universidad de Edimburgo.

North Bridge, South Bridge y Nicolson Street: las pongo juntas porque una calle se va convirtiendo en otra. La primera comienza en la New town, es el puente que pasa por encima de la estación de tren y una de las entradas a la Old Town (merece la pena pasear por aquí por sus vistas, a un lado Calton Hill y al otro el castillo y por ver cómo te vas acercando a la parte vieja). La segunda, South Bridge, fue también un puente en el pasado, está abarrotada de tiendas como Nicolson Street, merece la pena pasear por estas calles. Además en la tercera encontraréis el Surgeons' Hall Museum. 

Calton Hill, un día nublado

Vista de la Old town desde North Bridge

Vista de la New Town desde North Bridge

Circuitos a pie

Lo mejor es que recorráis la ciudad vieja a vuestro ritmo pero tengo que deciros que hay muchos circuitos guiados que podéis hacer como turistas. Yo no hice ninguno...pero si vuelvo a Edinburgh algún día lo haré. Los he sacado de la Lonely Planet de Escocia (una guía muy muy buena).

Black Hart Storytellers: circuito fantasmal por el cementerio de Greyfriars
Cadies & Witchery Tours: circuito por la Old town centrado en los asesinatos y misterios de la misma. Hay actores durante el recorrido que dan sustos. 
Edinburgh literary pub tour: dicen que es uno de los mejores. Se hace un recorrido histórico de 2 horas de duración por los mejores pubs de la ciudad.
Mercat Tours: ofrecen distintos circuitos por todo Edinburgh, incluidos los paseos subterráneos.

Seguro que me dejo muchas cosas...pero os dejo que descubráis el resto de la Old Town a vuestro ritmo. 

¡Besos!

7 comentarios:

  1. Hola guapa!!!

    Me apunto todas las sugerencias!!!
    gracias!!!

    http://locaporlostacones.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. lo tendre en cuenta para cuando vaya, a ver si puede ser pronto!!! :)

    un besito de UNA CENICIENTA MODERNA

    WWW.1CENICIENTAMODERNA.BLOGSPOT.COM
    el sorteo aun esta abierto para quien le interese!)

    ResponderEliminar
  3. Cada día tengo más claro que mi próximo viaje va a ser a Edimburgo con las recomendaciones de interesantes que nos haces.
    Besos,
    http://myfashiondreamworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. interesante lugar!me encantaría conocerlo!! muchas gracias por pasarte por mi blog!! estaré atenta a tus entradas!! me parece super original esta última entrada y enhorabuena por tu último premio!!! un besito guapa!!

    http://onyxay.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! No he comprado nunca en Asos, lo de comprar ropa por Internet todavía me da un poco de miedo, por equivocarme con la talla, que la prenda no sea lo que esperaba, que no me siente bien... En fin, mil dudas que hacen que no me lance.
    Besos,
    http://myfashiondreamworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Me viene estupendo este post, porque estoy viviendo en Glasgow y vienen mis padres este fin de semana y los llevaré a Edimburgo :)
    un besazo

    ResponderEliminar